top of page

La mamá de…


¿Y si me empiezan a ver cómo un ser integral y no como la mama de..? ¿Y si te atreves a conocerme, preguntarme sobre mis sueños, mis motivos y mi propósito?


Pareciera que esto empieza como cuento, pero es la anécdota de mi vida. Hace años yo era un individuo que podía presentarse con su propio nombre: Amalia Mendoza, unos cuantos años después evolucionó a “la esposa de” y lentamente me convertí en “la mamá de”.


Y con todas esas etiquetas encima he ido avanzando en mi vida, pero se va olvidando quién es la persona que está debajo de todo esto. Permíteme platicarte un poco de mí. Soy Ingeniero Químico Administrador, egresado del ITESM en diciembre del 2006 con especialidad en administración de empresas de servicio. Tuve la oportunidad de trabajar en empresas trasnacionales como Unilever y Carrier, en áreas de servicio al cliente y ventas.


Cuando nos casamos, mi esposo y yo decidimos que lo mejor para nuestro plan de familia era que yo dejara de trabajar cuando tuviéramos hijos, porque suponíamos que el desarrollo de nuestros hijos era mejor cuando los hijos están bien atendidos por su madre. Con esa idea nos lanzamos a la crianza de dos pequeños.


Durante este proceso de crianza me he topado con cuestionamientos que me hacen darme cuenta de lo arraigados que están ciertos prejuicios. Todos conocemos esas incómodas pláticas donde te preguntan quién eres, qué estudiaste y a qué te dedicas; y he visto cómo mucha gente levanta la ceja cuando conoce mi historia: Ingeniero Químico egresado del Tec que es madre de 2 y ama de casa.


¡Qué pecado más grande! ¡Cómo has podido tirar el dinero de tus padres!

Me he sentido como en esas entrevistas de trabajo donde te dicen que no eres apto para el puesto porque estás sobrecalificado.


Pero en la maternidad NO existe sobre calificación, todo conocimiento previamente adquirido es valioso.

¿Para qué me ha servido toda esa maleta de educación? Ha sentirme segura de que estoy haciendo lo correcto en mi labor de madre. Mis hijos toman clases en un colegio bicultural ¡imaginen cómo hacer tareas y estudiar con ellos sin tener conocimientos del inglés! Puedo apoyarlos en esas materias que son “el coco” para la mayoría de los estudiantes como física, matemáticas y química.


Mi ingeniería me preparó a ver mi casa como mi mayor empresa, aprendí a hacer presupuestos, a verla como un gran proyecto a futuro. Mi casa es mi laboratorio de la maternidad, donde aprendo que no puedo obtener resultados diferentes si sigo haciendo lo mismo (método científico), por ende, todos los días cambio las variables hasta dar con el resultado esperado. Mi casa es mi planta química, con su cocina llena de trastes con sus recámaras llenas de vida.


No me arrepiento de la labor que estoy haciendo, porque soy consciente de que en mis manos está el futuro de una nueva generación capaz de absorber todo mi conocimiento y generar más.


Te invito a que veamos a la maternidad como lo que realmente es: Un reto, un proceso de vida, un proyecto en el cual administras recursos, emociones, sueños y acompañas a tu legado, tus hijos, en el transitar de la vida.



Conoce a Amalia Mendoza (Mami en entrenamiento Recargada)

Facebook:

Instagram: @mamientrenamiento


bottom of page