top of page

¿Con la mira en qué?


Estas últimas semanas he estado muy bombardeada de un tema con el que “casualmente” me he topado mucho y que si eres emprended@r es de lo que se habla en menor grado de forma en general.


Caro es una apasionada de la Cocina, emprendió en el 2019 y desarrolló un original concepto el cual iba en ascenso hasta la, si la Pandemia; la cual la obligó a cerrar y replantearse de nuevo. Así que ahora con miras hacia uno nuevo, orgullosamente comunica en su Post de FB del día de hoy “Con la Mira en el Objetivo” y una foto muy empoderada.


En 13 semanas finaliza este 2020 que para TODOS ha sido un año inimaginable en muchísimos sentidos y más que nunca en este último trayecto estaremos pensando nuestro 2021 en términos de Objetivos.

No estoy peleada con los Objetivos ni en contra de ellos, me caen bien y hasta cierto punto los amo, solo que creo que son sobreestimados y que las cosas buenas no necesariamente vienen del éxito del todo, sino del proceso, en sí las cosas buenas SON el PROCESO de intentar, fallar, lograr, aprender. Básicamente el Proceso es la columna del día a día que sostiene y respalda EVENTUALMENTE el logro de objetivos, sin ellos el logro se vuelve insostenible y mucho menos rentable en el largo plazo.


Pero ¿cómo puedo pensar mejor en términos de Procesos?


Conócete

Sí, hay muchos procesos para lograr UNA sola cosa, pero ¿cuál es la adecuada para ti, cual es la que vas a disfrutar más?, ¿cuál es con la que vas a ser más productiva?. ¿Cuál es sostenible en el largo plazo?. Conocerse es saber a ciencia cierta bajo qué circunstancias estás a tu máxima productividad y a tu máxima satisfacción de que lo que estás haciendo es tu mejor.


Ten Perspectiva

Por favor, TÚ ritmo de crecimiento, de ganancias, de operación debe ser NORMAL para ti, para TÚ modelo de negocio, para TUS recursos y TUS circunstancias. Hoy más que nunca estamos expuestos a mucha “inmediatez” a soluciones mágicas, a querer igualarnos y un sinfín de cosas sin tomar en cuenta nuestro proceso, recuerda que estás CONSTRUYENDO algo y eso toma tiempo y muy probablemente a esos que envidias sus ventas, su feed en Instagram, su tienda en línea, probablemente estarán fuera del mercado en 3,2,1. Así que recuerda que tu Negocio no tiene que ser grande, simplemente tiene que ser TUYO en todo lo que eso llegue a significar.


Ten Paciencia

Es y será un proceso muy duro, creemelo. Ser emprendedora es uno de los perfiles más codiciados, total quien no quiere ser “empresaria”, independiente, romper barreras y todo eso que suena muy fancy; pero muy pocas saben y están dispuestas a el trabajo y desgaste que en todos los niveles conlleva ya sea físico, mental y sobre todo emocional. Así que ármate de paciencia y construye a Largo Plazo algo valioso y duradero.


Cuida tu Mentalidad

Me sorprende la cantidad de gente que de repente se vuelve “experta” en TÚ Negocio, se suman a tu Junta de Accionistas y empiezan a emitir un sinfín de opiniones respecto a lo que debes y no hacer. Valora solo aquellas que consideres viables e importantes y el resto considéralo ruido mental al cual no debes prestar atención. Ahora más allá de lo que otros puedan pensar de ti, mucho más importante es lo que TÚ pienses de TI y aunque no lo creas la forma en que ves las cosas influye mucho en las que logras día a día porque eso en definitiva te dará la satisfacción de estar construyendo algo, así que empieza a creer más que nunca en ti, entrena tu mente y en que puedes lograrlo.


Conoce a: Judith Luna

Creativa, apasionada del emprendimiento y el Branding.

Egresada en Mercadotecnia por el Tecnológico de Monterrey. Máster en Administración por la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte, Estados Unidos.

Perdidamente enamorada, madre de Loretta y Emilio y de una Golden llamada Zara.

Comments


bottom of page